Tarde maciza y muy importante de Roca Rey en su debut en la Feria del Pilar. 

Roca Rey hizo su presentación en Zaragoza toreando con extrema suavidad a la verónica, primero con el compás abierto y después a pies juntos, rematando con una preciosa media. El peruano puso la plaza en pie tras un templadísimo y majestuoso quite por gaoneras, sin mover las plantas del albero. Con dos cambiados por la espalda, una arrucina y uno de pecho comenzó Roca Rey la faena de muleta, en la que el temple, la firmeza y la serenidad fueron las principales armas. Tremendo Roca Rey al natural, sometiendo las embestidas del encastado Cuvillo, que terminó rajado en tablas. Entrega y ambición del espada peruano, con el toro pegado a tablas, antes de finiquitar su actuación de una sensacional estocada.

Por estauarios y un cambiado por la espalda de infarto, comenzó Roca Rey la faena al sexto de la tarde. Grandes series del limeño al natural, con una profundidad y un empaque marca de la casa, con los pitones rozando la taleguilla en cada viaje. Muy por encima Roca Rey del toro de Cuvillo, que no se entregó nunca en la muleta. Final en cercanías vibrante, antes de culminar con unas manoletinas de máximo ajuste mirando al tendido. Estocada y descabello antes de pasear una oreja.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de Toros de Zaragoza. Lleno. Toros de Núñez del Cuvillo.

Sebastián Castella: oreja y saludos.

Alejandro Talavante: oreja y dos orejas.

Andrés Roca Rey: oreja y oreja.