Foto: Oscar Mir. /Alejandro Escarcega

Se cerró la Temporada de Novilladas 2017 en la Monumental Plaza de Toros México, con la Novillada con Picadores de Triunfadores con un encierro de la ganadería hidalguense de Las Huertas de Don Rodrigo Barroso Cañedo para el neolonés Juan Padilla y los aguascalentenses José María Hermosillo y Héctor Gutiérrez.  Al finalizar el paseíllo se rindió un minuto de aplausos en memoria de Miguel Espinosa “Armillita”.

Abrió el festejo José María Hermosillo (sangre de toro y oro) con “Rociero”, número 51, cárdeno obscuro bragado meano y capacho con 441 kilos que resultó el mejor novillo del encierro, al que recibió con verónicas y quitó por tafalleras. Brindó al Cielo para doblarse en el tercio y ejecutar tres series con la diestra que evidenciaron la bravura y nobleza del hidalguense, al percatarse el público de que Hermosillo no podía templar a “Rocío” le cayeron encima, gritándole “toro, toro”, cambio el ayudado por la espada dejando cuatro pinchazos y una estocada, con un aviso para escuchar conventual silencio y palmas al burel en el arrastre.

El cuarto fue “Pirata”, número 27, negro bragado y cornivuelto con 435 kilos al que recibió por chicuelinas y quitó por tafalleras. El banderillero Diego Martínez se desmonteró en el tercio, después de dejar dos buenos  pares de garapullos. Ahora si toreo bien Hermosillo
y con entereza, dos péndulos en los medios y una faena con la diestra en la querencia conectando con el tendido, finiquitada de una estocada hasta los gavilanes, para cortar dos orejas que le otorgó el Juez de Plaza Don Enrique Braun y su Asesor Don Miguel Angel Arroyo, y le entregó el Alguacilillo Saúl Rivera; palmas al novillo en el arrastre.

Juan Padilla (marino y oro) con “Geilito”, número 87, negro bragado meano y cornidelantero tocado del derecho con 435 kilos, nada con el percal y mal la pasaron Rafael Romero y Alfredo Ibarra para poderlo banderillear. Brindó al cónclave capitalino para trastear a un novillo de descompuestas embestidas, al que cortó por lo sano, pero fatal con la espada: pinchazo, estocada y cuatro descabellos para escuchar tres avisos, pero todavía peor estuvo el puntillero Erasmo Fernández Terrón que no pudo hacer su trabajo.

El quinto fue “Brujo”, número 63, berrendo en cárdeno bragado meano calcetero lucero y cornidelantero con 430 kilos, al que bregó con el percal. Le brindó a los matadores Héctor de Granada y Luis Fernando Sánchez. Con el percal, doblones del tercio a los medios y atropellados muletazos, finiquitados de un par de pinchazos y cuatro descabellos con un aviso, para escuchar división.

Héctor Gutiérrez (rosa mexicano y oro) con “Soldado”, número 65, negro bragado meano y veleto con 427 kilos, buenas verónicas con el percal y con la pañosa, muletazos con tirabuzón en el tercio y con la toledana, estocada y tres descabellos para escuchar silencio.

Cerró la Temporada y el festejo con “Esperado”, número 73, entrepelado bragado meano y capacho con 442 kilos, nada que comentar hizo con el capote y sin brindar, muletazos por alto y derechazos sin acomodarse, por lo que decidió tirarse a matar dejando una estocada para escuchar las últimas palmas de la noche.

La próxima semana comienza la Temporada Grande 2017 – 2018 con toros de Teófilo Gómez para Julián López “El Juli” y Joselito Adame.

La Fiesta Brava, Valor, Técnica y Sentimiento.

Ficha. Monumental Plaza de Toros México. 12a. Novillada con Picadores de Triunfadores.

Entrada mala con clima ventoso. 6 novillos de Las Huertas, bien presentados y buenos el 1°, 4° y 5°. José María Hermosillo, silencio con un aviso y dos orejas. Juan Padilla, tres avisos y división con un aviso. Héctor Gutiérrez, silencio y palmas. Incidentes: Se desmonteró Diego Martínez en el 4°.